Investigamos la presencia de rorcuales en el Mediterráneo

Compartir en facebook
Compartir en pinterest
Compartir en twitter

El proyecto CaboRorcual, desarrollado por investigadores del Campus de Gandia de la UPV, analizará la presencia, el origen y las amenazas del rorcual común en el cabo de la Nao y el canal de Ibiza. Sigue el día a día del proyecto en Instagram.

El rorcual común (Balaenoptera physalus), segundo animal más grande del planeta después de la ballena azul, se puede avistar en verano en las aguas del mar Mediterráneo, frente a las cosas de Denia y Xábia entre el cabo de la Nao y el canal de Ibiza. Para estudiar su comportamiento, investigadores expertos en ecología, oceanografía costera o acústica del Campus de Gandia de la UPV y de los institutos IGIC e iTEAM han sumado fuerzas con el fin de analizar su presencia y movimientos en el entorno. Alumnos del máster MEMIC de la UPV también participarán en distintas fases a lo largo del proyecto.

Mediante el uso de técnicas de acústica pasiva, seguimiento satelital, muestreos visuales y fotoidentificación, este estudio tiene como finalidad analizar la presencia y el origen de las poblaciones del rorcual común; el uso del hábitat; los riesgos asociados a actividades humanas (el tráfico marítimo o el ruido submarino) y evaluar la idoneidad de la zona para la propuesta de una nueva área marina protegida.

A lo largo del programa, se desarrollarán campañas de muestreo mediante transecto de detección visual y foto de identificación para comprobar la presencia del rorcual común, del delfín mular y de otros mamíferos marinos. Finalmente, se evaluará la idoneidad de la zona para proponerla como una nueva área marina protegida o la modificación de los límites del corredor de migración de cetáceos en el Mediterráneo.

Para conseguir los objetivos específicos que se plantean, se realizarán campañas de monitorización acústica pasiva con fondeos de varios detectores acústicos. También se llevará a cabo un proyecto piloto para marcar a los animales con emisores satelitales, que permitirá el seguimiento de su trayectoria. Igualmente, se analizarán los riesgos que implica en sus recorridos el tráfico marítimo existente.

[

El proyecto cuenta con la colaboración de la Generalitat Valenciana, los ayuntamientos de Dénia y Xàbia, la Fundació Baleària, la asociación Eucrante, el Instituto Español de Oceanografía y la Fundación Oceanogràfic, que se encargará de la toma de muestras biológicas y el marcado satelital de los animales, y la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Democrático.